martes, 20 de diciembre de 2011

Vacía.

Las mariposas que habitaban en mi estómago emigraron a no se dónde, supongo que al apagarse el último fulgor de mi esperanza decidieron marcharse a otro lugar más acogedor que no estuviera lleno de pequeños y agudos trozos de ilusiones perdidas. Sin embargo no puedo culpar a nadie más que a mi misma: vivo por impulsos, actúo sin pensar, me dejo llevar y al final me acabo chocando con esa pared que los soñadores rara vez apreciamos: la realidad.

Empezamos a construir castillos en el aire sin darnos cuenta de lo frágiles que son, sin darnos cuenta de que con el más leve soplido se desvanecen sin más arrastrando los sueños que en ellos habíamos depositado... pero lo peor en estos casos, es que ni si quiera hay trozos que recoger, que reconstruir, porque basabas tus ilusiones en cosas irreales o interpretaciones subjetivas que desembocan en una serie de pensamientos manipulados por ti.
Entonces es cuando, tras muchos castillos derruidos y tras muchas fantasías rotas, nos damos cuenta de que ese es el camino que hemos muchos hemos elegido, el que queremos que guíe nuestras vidas, el de la pasión, porque tras una caída, podemos tropezar en la misma piedra, mas sabemos como amortiguar la caída la próxima vez.
____________________________________________________________________________________________________
Cuánto tiempo hacía que no escribía ohú... 
Los exámenes, que me tenían tela de ocupada ):
Ando bastante indignada con las notas, pero bah.
Con el texto pretendo explicar que aunque actualmente me sienta vacía, se que no cambiaré. Conforme iba escibiendo me he dado cuenta de ello ajajajaj
Besicos <3

4 comentarios:

  1. Dios, me ha llegado muy adentro esta entrada y la foto también. Increíble.
    Sobre la pregunta: lo que expreso y que no me ha ocurrido son sueños. Ya sabes, sueños casi reales, de esos que casi puedes tocar. Pero sí, es difícil.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Que entrada mas buena, me encantó, mimi tiene razón cala muy hondo

    Empezamos a planearlo todo sin darnos cuenta y nos ilusionamos

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Te sigo de hace tiempo, he de decir que este blogg está genial :)

    ResponderEliminar
  4. Ser soñadores no significa ser débiles, todo lo contrario. Es verdad que cuando actuamos por impulso las cosas salen mal y el corazón es muchas veces muy engañoso y embelesa con facilidad, pero hay otra manera de perseguir los sueños y construir castillos, a base de ideas clara y la mirada puesta en un objetivo, se puede construir con metas.

    Me encantó tu escrito, es bueno hacer reflexionar a otros de vez en cuando.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Te agradezco que comentes!:D
& recuerda gritar en voz baja ;)