miércoles, 10 de septiembre de 2014

Tan solo dejó el recuerdo de un baile y una incógnita

El baile ya había comenzado cuando ella llegó. Había muchísima gente. Todos vestidos con exuberante elegancia para la ocasión y todos con una máscara distinta; no había dos iguales. Mirara por donde mirara, allí había una. Ella sabía perfectamente dónde se metía, sabía a lo que se exponía acudiendo a aquel lugar, pero aún así, al contemplar el panorama, no pudo controlar un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo. 
Se puso un llamativo y colorido antifaz de plumas que poco tenía que hacer frente a la mayoría de caretas que allí había y se adentró expectante entre la gente. Parecía buscar algo; pasaba al lado de unos y de otros rápidamente y observando cada detalle de sus atuendos asombrada. 

PUM


-¡Perdona!- dijo aturdida sin fijarse demasiado en la persona con la que había chocado. No le habría prestado mayor atención si ésta no le hubiera tendido la mano con la palma hacia arriba. Ella la miró y luego alzó la vista para examinar su máscara. Era bastante grande e imponente, de algo parecido a un león. Un león perfectamente tallado que parecía casi real: era marrón, pero un marrón tan oscuro que casi se confundía con negro a pesar de la gran iluminación de la sala; con la boca cerrada y lo suficientemente curvada como para pensar que trazaba una sonrisa pícara y simulada; una melena negra como el tizón que cubría toda la careta, y larga, sobretodo por detrás, que le llegaba hasta los codos. Mas lo realmente impresionante llegó cuando reparó en su mirada. Era blanca, completamente blanca, carente de toda expresión. Esto la hizo enmudecer unos momentos. Pero cuando volvió en sí, le dio con cierta desconfianza la mano al chico misterioso. Éste "la besó" y sin dar pie a alguna reacción posible, la cogió dispuesto a bailar. La llevaba en cada paso, muy seguro de sí mismo y bajo la atenta y sorprendida mirada de ella. En un sutil, casi imperceptible, cambio de melodía, fue ella quien tomó las riendas con pasos inventados y chocantes que desentonaban con la canción sin llegar a perder el ritmo. La intensidad de las luces comenzó a disminuir hasta sumir el lugar en un tenue y enigmático ambiente que no los distrajo para continuar su danza. Todo parecía fluir. Parecía. En un momento dado, sus manos se soltaron. Ella cayó en un seco golpe al suelo. Se levantó desorientada inspeccionando la zona en busca del bailarín misterioso y comprobó con rabia que ya no estaba. Había desaparecido. Se había esfumado y no había dejado nada. Tan solo el recuerdo de un baile y una incógnita.


 "¿Por qué?"
____________________________________________________________________________

Así es el mundo, un eterno e inmenso baile de máscaras en el que nunca sabes qué te vas a encontrar.
No sabes de quién fiarte. No sabes quién te agarrará la mano para entretenerse un rato más o menos largo, ni quién lo hará para siempre. Por eso, lo mejor es dejarse llevar y disfrutar en cada baile. Aprender, quizá, nuevos pasos con los que andar por la vida. Agarrar la mano de todo el que puedas, pero dar todo de ti solo cuando lo creas verdaderamente conveniente. Levantarte cada vez que alguien te tire o te empuje de su lado, sacudirte lo ensuciado y seguir bailando. Este salón es enorme, siempre habrá alguien dispuesto a bailar contigo.
Empiezo a pensar que me paso con las metáforas, hm... En fin, qué le voy a hacer; espero que no haya sido tan tostón como el anterior. (Y bueno, que alguien haya llegado si quiera a este punto...jajaja) 
Besicos :D

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo en que nunca sabes qué esperarte, ni de quién no hacerlo, aunque haya muchos bailes en este mundo y puede que en uno de ellos encuentres a ese chico misterioso que te lleva de su mano. Sin embargo, me has recordado a mis extrañas experiencias con desconocidos por la calle. ¿Nunca te ha entrado la curiosidad de saber algo más, de ese chico misterioso del baile? Luego se esfuman, como bien dices, y no sabes ni si quiera a dónde ha ido.
    ¡Siento haber tardado tanto en pasarme! Me alegro de haber leído esta historia. Respecto a lo que me preguntaste, enlacé la entrada de mi blog desde la palabra "aquí" de la entrada de Atelier al editar la entrada. Espero que eso conteste a tu pregunta.
    ¡Muchas gracias por pasarte por mi blog y comentarme! :')

    ResponderEliminar
  2. Hello! Soy la blogger del blog Mirando las Estrellas. Me ha encantado tu blog, creo que tiene mucha originalidad! Pasate por el mío si te apetece.
    Muchos besitos y abrazotes.
    ❤ BLOG: http://www.mirando-lasestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar

Te agradezco que comentes!:D
& recuerda gritar en voz baja ;)