miércoles, 9 de marzo de 2016

B&M

Suena demasiado obvio, pero tengo la necesidad de escribirlo y es que cada día tengo más claro que sin las cosas malas, las buenas no tendrían sentido.

He descubierto que echar de menos no es tan malo como muchos piensan. Que no hay nada mejor para apreciar a las personas que queremos ni forma más verdadera de demostrarlo. Que lo peor que tiene, no es el porqué, sino que a veces al sentirlo es precisamente porque nosotros mismos hemos provocado la situación que nos ha llevado a ello al alejarnos o dejar marchar.

He descubierto que sin el aburrimiento o la rutina, no apreciaríamos los sucesos extraordinarios. Que si todos los días disfrutáramos de nuestra tarta favorita, llegaría un momento en que la aborreceríamos y si solo hubiera un día obligatorio de trabajo, la mayoría desearía que éste llegara como deseamos que lleguen los fines de semana. ¿Te imaginas un 'Felicidades' todos los días? Algo así como el no-cumpleaños de Alicia en el país de las Maravillas. Pero todos los días, toda tu vida, por y para siempre. Un poco pesaillo, ¿no?

Me he dado cuenta de que sin el ladrón, no existiría el policía. Que sin los villanos, no habrían existido los superhéroes. Ni los libros, cómics y películas que hablan sobre ellos.

También veo que sin el sufrimiento, no nos haríamos fuertes. Que sin la tristeza, la felicidad sería algo trivial. Que sin esa persona/evento/cosa/situación, llámalo x, que odiamos, no tendríamos sobre qué descargar nuestra rabia. Porque si, necesitamos desfogarnos de alguna manera y bueno, no siempre podemos hacerlo como querríamos. Ojo, que precisamente es por lo que odiamos, antes que por lo que nos encanta, por lo que descartamos mejor, ¿o no sueles tener más claro lo que no te gusta que lo que sí?

Puede que sea cierto eso de que las personas somos malas por naturaleza, pero alguien me dijo hace poco que, sin esas personas que prefieren rendirse ante sus demonios internos, la gentuza malintencionada y malparía, para entendernos- no apreciaríamos a aquellas que sí que lo hacen. Y todos tenemos esas luchas internas. Estoy al 100% segura. No todos los días, obviamente, pero estar, están. Y el saber que has ganado otro de esos tira y afloja, da igual que sea más o menos 'importante', siempre te hace sentir un poco más fuerte, resiliencia lo llaman ahora.

Así que... qué más puedo decir, muchas cosas en realidad, pero para eso ya está la filosofía del Yin y el Yan, ¿no?

________________________________________________________________________________________

Espero que, ya que has leído hasta el final, te haya gustado :)
Y oye, si tienes algo que decir, no te cortes, ¡vayas a hacerte daño! jajajaja
Un besico <3>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco que comentes!:D
& recuerda gritar en voz baja ;)