lunes, 27 de junio de 2016

¿Qué..?


Es entonces cuando todo se inunda de repente. No te da tiempo a coger aire ni tan siquiera y la desesperación se va apoderando de ti. Un líquido transparente pero peligrosamente espeso ocupa todo tu espacio en décimas de segundo haciéndote enloquecer. Pataleas con angustia buscando una salida, pero cada vez te falta más el oxígeno. Notas como el corazón golpea tu pecho amenazando con salir atravesado en cualquier momento, todo tu cuerpo lucha por sobrevivir. Te estás ahogando y lo peor es que no puedes hacer nada para evitarlo. O sí. Puedes ver un ápice de luz sobre ti que, iluminando el tremendo espesor, se hace más grande conforme te acercas. Abres los ojos esperanzado y te impulsas impetuosamente hacia él aún sintiendo como las fuerzas te abandonan poco a poco. Finalmente, se marchan por completo dejándote suspendido a tan solo unos metros de "tu salvación".


* * *

¿Te suena esa sensación?
En realidad, es muy común. 
Pero también necesaria porque nos incita a luchar.
Nos incita a revivir con más fuerza y a fortalecernos.



                                                   * * *

En un abrir y cerrar de ojos has conseguido volver en ti. Sacudes la cabeza y miras hacia arriba.

¿Qué ha pasado? ¿has vuelto a fondo? ¿y qué puedes hacer ahora?

Miras a tu alrededor y... espera, sigues estando en la habitación y ¿qué es eso? ¿un tapón? Hay un tapón enorme en medio del cuarto. Nadas a toda prisa hacia él y, haciendo acopio de todas las fuerzas que te quedan, tiras. 

*Clonk*

Sales disparado hacia un extremo de la habitación mientras el líquido se pierde en el fondo del inmenso agujero. Te enganchas a una barra que hay sin soltar el tapón. Todo está ocurriendo muy rápido, apenas eres capaz de ver nada, de hecho ya no hay una gota del líquido. Te diriges hacia el agujero y, tras taparlo, desaparece. 

                                                   * * *


Cuando nos hundimos, somos incapaces de pensar
en otras alternativas para salir de donde estamos,
y olvidamos que siempresiempresiempre hay una solución.
¡que no hay mal que 100 años dure!

M©Z®


Gracias por leerme :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco que comentes!:D
& recuerda gritar en voz baja ;)