viernes, 31 de marzo de 2017

La ciencia de la Digestión


El otro día me di un atracón y no sabes cómo me dolía la barriga después. Pensé que dejaría de tener hambre para cinco años por lo menos. Y era extraño, porque no podía más pero a la vez sentía como si me estuvieran oprimiendo el aparato digestivo. ¡Dios, era como si estuvieran haciendo un nudo marinero con los intestinos! En serio, ¿no te ha pasado alguna vez? Que te duele tanto que tienes que ponerte en posición fetal con un cojín hasta que se te calme. Recuerdo que lo hacía de pequeña y algo mejoraba. Al menos durante un rato. Pero esta vez no. Nanai de la China. Que no se iba. Es más, acabé llorando del dolor. Se me subió a la garganta y todo. El dolor no, el nudo marinero; que tenía otro en la garganta, vaya. Lo que faltaba, ya no podía ni tragar. Pero, ¿cómo ha pasado esto? Bueno... tampoco te voy a engañar, ya estaba notándome rarilla, pero no imaginé que sería tan grave.

Estuve un buen rato llorando porque el dolor era insoportable. Se me agolpaba lo tragado, lo sentía queriendo salir en el estómago, en la garganta y en la cabeza que también me palpitaba. Bueno, esto sonará asqueroso, pero vino una amiga a ayudarme y no pude más. Tuve que vomitar. Lo sé, lo sé, da mucho asco, pero a veces es necesario. A partir de entonces me sentí algo mejor, aunque el dolor de cabeza siguió ahí. 

Entonces no entendía nada, era más pequeña y no sabía qué límites podían o no traspasar el cuerpo... y la mente. Porque me di un atracón de palabras que no dije. Me di un atracón de espinas que se clavan y otro tanto de veneno que debí haber escupido cuando tuve oportunidad. Pero no lo hice. Me callé. La mayoría de veces por miedo; o miedos más bien, distintos tipos de miedo. Crecemos y comenzamos a conocer ese límite del que hablaba, pero supongo que hasta que acostumbramos a nuestro 'cuerpo' a actuar en cada situación, nos queda pasar por muchos cortes de digestión.


*     *     *

Esta entrada es un poco aleatoria
Simplemente quería plasmar de una manera cercana y distinta
lo que siento cuando pienso que me han faltado cosas por decir
y/o he dicho otras que no debería
Y bué, ¿sientes lo mismo? Me encantaría saberlo,
Sino, te agradezco que simplemente hayas leído esto :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco que comentes!:D
& recuerda gritar en voz baja ;)